ÉPOCA AUTÓCTONA - Señorío de Los Qolly.
1000 a.C. Aproximadamente.
Señorío de los Qolly establecido en el valle del río Chillón y liderado por el Señor Colli, 1000 a.C. aprox. Sus dominios comenzaban en la playa y terminaban en Santa Rosa de Quives, pasando por Cerro Mulería, Aznapuquio, Pro, Collique, Punchauca y otros más. Eran frecuentes los conflictos con los señoríos vecinos, como Canta o Yauyos, por el control de las aguas y la abundante producción que se desarrolló en sus extensos campos de cultivo.
 
Entre las ruinas arqueológicas más representativas en el distrito de Los Olivos, hoy se conservan huacas como Aznapuquio y el Cerro Pro, este ultimo considerado, por aquel entonces, como sede militar y administrativa para controlar la parte baja del Valle. Un milenio después, llegarían las huestes Chavín dominando todo el Señorío, más tarde, la invasión Wari agitó el Valle poblándose hasta las estribaciones de lo que son hoy Comas e Independencia.

 

ÉPOCA COLONIAL - Importantes Haciendas.
1763 Aproximadamente.
Las extensas zonas agrícolas y los sistemas hidráulicos construidos siglos atrás por los antiguos pobladores facilitaron el nacimiento de importantes haciendas como Marques, Oquendo, Pro, Naranjal, Chavarría, Garagay Bajo, Zunini, La Milla, San Roque, San Agustín, Puerta El Sol, Santa Rosa, Chuquitanta, Bocanegra, etc.
 
Los nombres preferidos para bautizar las haciendas provenían de los apellidos de sus primeros propietarios como Pro, Infantas; el nombre de algún Santo como San Roque, San Agustín o la Toponimia del lugar como Aznapuquio o Chuquitanta. Un caso especial fue el de la hacienda Nuestra Señora de la Gracia, que luego fue renombrada como Villaseñor Baja, por haber sido adquirida por el Conde de Villaseñor; este nombre fue sustituido por el de Garagay, debido a un error de escritura y pronunciación, pues su inquilino se llamaba Luis de Garayar.
 
En las haciendas Garagay, Naranjal, Chuquitanta y Pro se fabricaba aceite de oliva, el cual era muy requerido no sólo por ser un ingrediente para cocinar, sino también como combustible para el alumbrado de casas y templos.De esta época resalta el regalo de dos campanas a la hacienda Pro en 1763 por el Virrey Amat y Juniet. Actualmente sólo una de ellas queda como reliquia.

 

ÉPOCA REPUBLICANA - Progreso de la Costa.
1821 a 1962 Aproximadamente.
Fue sede de un poderoso reducto del Ejercito Realista en plena lucha por la independencia del Perú. Con la llegada del Gral. José de San Martín y la proclamación de la independencia en julio de 1821 se inició una era que no significó un gran cambio en las haciendas, pues los descendientes de los hacendados seguían explotando a los campesinos y esclavos, quienes compraban su libertad a través de su trabajo. También en 1821 es creado el distrito de Carabayllo por José de San Martín, el cual comprendía toda la zona norte de Lima desde el Rímac hasta Ancón, y de él fueron surgiendo todos los distritos.
 
La llegada de inmigrantes chinos y japoneses junto a los esclavos liberados por Ramón Castilla en 1854 constituyeron la nueva fuerza laboral de las haciendas, así la actividad agraria fue nuevamente protagonista principal de la subsistencia de esta parte del país. Hacia 1870, con la inauguración del ferrocarril Lima-Ancón, se fortaleció la actividad agrícola, pues este medio comunicaba las haciendas del Valle del Chillón con el puerto del Callao. La invasión chilena durante la guerra a partir de 1879, interrumpió el desarrollo de la zona con la destrucción de todo el aparato productivo. La red ferroviaria fue reactivada nuevamente entre 1920 y 1945, para desaparecer definitivamente entre 1958 y 1965, por esta ruta se construyó la carretera Panamericana Norte.
 
Ya en el siglo XX, la demanda del mercado internacional, propició el renacimiento del aparato productivo de las haciendas mediante el comercio del algodón y la caña de azúcar. El progreso de las ciudades costeras y el centralismo administrativo y comercial del país, generó a mediados del siglo XX, una corriente migratoria de miles de provincianos, que incrementó la necesidad de vivienda en una Lima tugurizada; las zonas periféricas experimentaron cambios radicales. En estas circunstancias, el presidente Manuel Odria creó mediante Decreto Legislativo Nº 11369 del 22 de mayo de 1950, el Distrito Obrero Industrial 27 de Octubre, que después cambiaria a Fray Martín de Porres, al ser canonizado el beato en 1962.

 

PRIMEROS INTENTOS - Los Olivos.
Año 1970.
Datan de 1970, cuando un grupo de vecinos de Ingeniería, El Trébol y Sol de Oro, se unieron para formar el Comité Gestor "Rosa de América", el cual, lamentablemente no tuvo los resultados esperados.
 
La unión de otras urbanizaciones como Mercurio, Villa Los Ángeles, Panamericana Norte, Parque Naranjal, Micaela Bastidas, Santa Luisa - 2da Etapa, Pro, Las Palmeras y Villa del Norte, permitió fundar el 04 de febrero de 1977 un comité con mayor alcance, cuya junta directiva fue presidida por el Sr. Rolando Ramos Anicama.
 
El siguiente paso, fue bautizar al nuevo distrito con un nombre que sustentara las gestiones ante los Poderes del Estado. Entrevistados Rolando Ramos y Eufronio Avendaño, relataron que la decisión se tomó en 1977, en medio de un intenso debate entre los delegados del Comité quienes presentaron propuestas como Rosa de América, Las Palmeras, Sol de Oro, Parque Naranjal, Covida y otros tantos.
 
Como una alternativa final al tenso debate, el Sr. Víctor Morillo, Fiscal del Comité, propuso el nombre Los Olivos, el cual fue apoyado por el Sr. Eufronio Avendaño y el Sr. Ramos Anicama; argumentando que Los Olivos hace referencia a los triunfadores en la época de los griegos y romanos, el ingreso de Jesús con sus discípulos a la ciudad de Jerusalén, así como a la esperanza y compromiso de una vida nueva, tal como lo revela la odisea vivida por Noe y su familia en el diluvio universal.

 

LOS OLIVOS...un sueño hecho realidad.
Año 1985.
El consenso fue inevitable y al someterse a votación, los delegados coincidieron en que Los Olivos era el nombre perfecto para el nuevo distrito, pues estos árboles representan el “triunfo y anhelo de los vencedores".
 
Entre 1977 y 1979 el sacrificado esfuerzo de dirigentes y vecinos en general, mantuvieron vivo el sueño de formar un nuevo distrito, el cual surgía como una necesidad de los centros poblados comprendidos entre la Av. Tomás Valle y el limite con el río Chillón. Se efectuaron incontables reuniones con autoridades políticas de la época y se elaboraron cientos de documentos con la finalidad de obtener los informes aprobatorios en múltiples instancias ante los Poderes Ejecutivo y Legislativo.
 
LOS OLIVOS… UN SUEÑO HECHO REALIDAD.- En diciembre de 1985 el Consejo de Ministros del gobierno del presidente Fernando Belaunde Terry, acogió las gestiones de los vecinos del Lima Norte, con el importante apoyo del Vice Pdte. del Perú, Dr. Javier Alva Orlandini. Cuatro años más tarde, durante el gobierno del presidente Alan García Pérez y luego de incansables gestiones, el 04 de abril del 1989, el Congreso de la Republica aprobó la Ley Nº 25017 que crea el distrito de Los Olivos, con la firma del entonces presidente del Congreso, Dr. Héctor Vargas Haya, la cual fue publicada el 07 de abril de 1989 en el diario oficial “El Peruano”.

 

MUNICIPALIDAD DISTRITAL DE LOS OLIVOS